Lo que debes conocer a la hora de reformar tu cocina

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Actualmente, la cocina se ha convertido en uno de los pulmones de cualquier vivienda, pues en ella se desarrolla buen parte de la actividad diaria; de hecho, tal sección ha pasado de ser un elemento austero y práctico del hogar a convertirse en un componente definitorio de la misma, lo cual significa que ahí, en la vivienda, queda totalmente integrada, e inclusive forma parte de su estilo.

1. Primeros pasos a seguir para reformar una cocina

Inicialmente hemos de estudiar detenidamente la situación y forma de cada cocina, así como las posibilidades que esta ofrece, para así configurar una base sólida que, a su vez, nos permita decidir qué estética deseamos para ella, la cual puede ser bien independiente del salón o integrada en el mismo. En este sentido, una vez determinada la ya mencionada estética, se emplearán revestimientos para paredes y suelos con materiales cerámicos de diferentes y diversas composiciones, formatos y terminaciones, tales como la pasta roja, blanca o porcelánica.

De otro lado, la elección de los acabados del suelo vendrá determinada por la forma y ubicación de la cocina; es decir, si esta es totalmente abierta al salón, se podrá optar por terminar de integrarla, algo para lo que compartirá el mismo tipo de suelo del que el resto del hogar esté dotado. Nuestra preferencia es que siempre se recurra a suelos impermeables, de fácil limpieza, de modo que se aconseja la utilización de pisos porcelánicos, hecho este que no implica el desglose de este ambiente del resto de la vivienda por medio de una simple modificación del pavimento.

2. El mobiliario en la reforma de cocinas

Una vez se ha revestido la estancia, hemos de afrontar el paso definitivo: elegir y situar los muebles de la cocina. Para ello, hay varias cosas que se deben tener presentes y claras, pero quizá la más importante reside en la propia calidad, lo cual quiere decir que, debido a que el mueble de cocina es una pieza que, tras articularse, ocupará el lugar que le designemos, si no para siempre, a largo plazo, no se puede escatimar en este gasto. Cuando hablamos de calidad no únicamente nos referimos al frente, a aquello que observamos con un primer vistazo, sino a su interior y, por ende, a sus herrajes, cajones y accesorios. Efectivamente, son estos detalles los que, según nos ha podido facilitar la experiencia, marcan la diferencia entre lo bueno y lo excelente. Así, una vez que estas premisas no suscitan duda alguna, podemos comenzar a diseñar, confeccionar e imaginar multitud de ideas, que afectaran a los tiradores, modulaciones y frentes que deseemos y por los que optemos, según nos permita el espacio.

Con todo, consideramos que la principal preocupación que debe suscitar el diseño y la elección del mobiliario es el almacenamiento; es decir, el diseño no ha de estar enfrentado al empleo del espacio destinado a la colocación de utensilios, por lo que siempre se ha de conseguir el mayor aprovechamiento de los rincones, empleando para tal propósito accesorios como bandejas de esquina, caceroleros, cajones, etc. A partir de este punto, solo queda dar rienda suelta a la imaginación y convertir nuestra cocina no solamente en un lugar habitable, sino también cómodo y estéticamente acorde a nuestros gustos o preferencias, algo de lo que, sin ningún tipo de problema, se ocuparán los competentes profesionales de nuestra empresa.

¿Comenzamos con la reforma integral de tu cocina?

¡Comparte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS
ARCHIVOS

ENTRADAS RECIENTES