¿Qué hacer antes, durante y después de una reforma integral de una vivienda?

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

En el presente artículo ofreceremos una serie de consejos referentes a los aspectos que se han de afrontar a lo largo de la reforma de tu vivienda, para que así se puedan evitar agobios e imprevistos, y todo resulte, por ende, más sencillo y cómodo. Trabajos como este siempre conllevan gastos, molestas y preocupaciones que, lejos de resultar simples, son capaces de propiciar más de un quebradero de cabeza, tales como presupuestos, organización, compra de materiales, cumplimiento de plazos y un largo etcétera. No obstante, si llegamos a ser capaces de visualizar el resultado final de la reforma y valorar correctamente las ventajas que ésta nos brindará, simultáneamente comprobaremos que la inversión merece la pena.

1. El antes

Bastará decir que el momento anterior a la reforma integral de una vivienda es vital, pues implica, en primera instancia, barajar un conjunto de opciones para, posteriormente, optar por aquellas que mejor se ajusten a nuestras necesidades y las de nuestro hogar, algo que asimismo depende del gusto particular de cada cual y del presupuesto del que se dispone. Una vez que se hayan resuelto con claridad estas dos variantes se recomienda contactar con expertos capacitados en la materia y acercar tu postura a ellos, hechos estos que te permitirán lograr un diseño acorde a las expectativas y extraer el máximo potencial a tu vivienda.

Lógicamente, el asesoramiento profesional a la hora de realizar dicha reforma, además de resultar necesario para una correcta gestión de la documentación, de los permisos y las licencias, nos permite ser conscientes de cuáles son los pasos a seguir, todo ello con el objetivo de que el cliente se forje una visión de conjunto clara y completa sobre lo que espera y sobre qué es lo necesario para alcanzar un resultado final satisfactorio.

Como hemos tenido ocasión de adelantar, otro aspecto importante es el presupuesto. A tal respecto, en el sector de la construcción los precios son libres y pueden variar significativamente en función de la empresa que hayamos contratado. Con todo, en reiteradas ocasiones no es el precio lo que determina la elección de un profesional, sino, más bien, el que te aporte realismo, confianza y tranquilidad, puesto que estas cualidades, cuando realizamos una inversión de tiempo y recursos de tal calibre, nos permitirán obtener una mayor sensación de seguridad. Así, has de solicitar distintos presupuestos y consultar a varios expertos antes de tomar cualquier decisión.

2. El día a día: consejos para gestionar la reforma integral de una vivienda

Una vez tengamos claro el diseño y el presupuesto y se haya firmado un contrato en el que se especifiquen los detalles de la reforma, debemos avisar a nuestros vecinos acerca del inicio de las obras, pues para algunas reformas se ha de contar con la aprobación de la comunidad de propietarios. Igualmente necesario y conveniente resulta pactar un calendario de trabajo; quizá este no se cumpla a rajatabla, pero sí puede servir para supervisar el desarrollo del trabajo. De igual modo es importante que, durante esas semanas o meses, seamos conscientes de la posible aparición de imprevistos, como bien puede ser un retraso en los plazos o algún tipo de conflicto con los técnicos, pero para que ello no acarree problemas mayores te ofrecemos unos consejos prácticos:

  • Nunca pierdas de vista el resultado final, así como el nivel de calidad, eficiencia y bienestar de tu hogar que este implica. Cuanto más consciente seas de que la inversión merece la pena, mejor superarás los baches anímicos que puedan surgir durante el camino.

3. ¡A disfrutar de tu vivienda reformada!

Debido a que el trabajo que venimos comentando requiere la firma de un contrato con la empresa, antes de dar por concluida la obra conviene revisar y estudiar si se han respetado y, más importante incluso, cumplido sus términos y condiciones. Según cada caso, el abono puede ir pactándose, pero el pago final no debe llevarse a cabo hasta comprobar que todo está perfecto, lo cual significa que si el resultado, sea como fuere, no se ajusta a lo que se acordó, el cliente podrá retener a la empresa un 10% del importe de la factura hasta que la reforma quede impecable. Tras esto, solo te queda relajarse y disfrutar del tan ansiado fruto: tu nueva vivienda.

Así pues, el mejor modo de evitar sorpresas con las reformas es solicitar la ayuda de profesionales como los de proyectos10, una empresa alicantina con amplia y aplaudida experiencia en el sector. Por tanto, si estás buscando trabajadores competentes que te asesoren sobre la reforma de tu vivienda, no dudes en consultarnos, estaremos encantados de tenderte la mano.

¿Comenzamos?

¡Comparte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS
ARCHIVOS

ENTRADAS RECIENTES