Ventajas que ofrece cambiar una bañera por una ducha

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Cambiar la bañera por una ducha es, sin lugar a dudas, una de las reformas más solicitadas, puesto que cada vez son más las personas que solicitan una obra de estas características para sus hogares, algo que, desde luego, es lógico si tenemos en cuenta que con una instalación de esta índole, obtendremos más ventajas que inconvenientes; de hecho, podemos afirmar que esta reforma no despierta disgusto alguno, ni a corto ni a largo plazo. Pues bien, véanse ahora todas las virtudes que tal reforma ofrece:

  • Actualizamos y ganamos espacio. Obviamente, sustituir la bañera por un plato de ducha es una forma fácil de actualizar el cuarto de baño en apenas unos pocos días, lo cual significa que podremos despedirnos de las arcaicas cortinas o mamparas e instalar en su lugar un moderno plato de ducha antideslizante. Asimismo, en reiteradas ocasiones, al ser demasiado pequeño el baño, no disponemos del espacio suficiente para colocar, por ejemplo, un mueble auxiliar en el que situar aquellos elementos imprescindibles para el aseo personal de la familia. En el mercado se pueden adquirir platos de ducha de diferentes dimensiones, algo que implica que, llegado el momento de reformar el baño, se puede elegir un pie de ducha lo suficientemente amplio para, de manera confortable, ducharnos y, simultáneamente, dejar espacio libre en la estancia.

  • La limpieza es más fácil y llevadera. Al tratarse de una superficie lisa y de fácil acceso, la limpieza se vuelve mucho más cómoda y rápida.

  • Aporta seguridad. Con una ducha todos los miembros de la familia pueden asearse con mayor independencia, sin importar su edad ni sus condiciones de salud, ya que tanto la entrada como la posterior salida se realizan de forma mucho más cómoda, y por ello se disminuye el riesgo de caídas o accidentes domésticos.

1. ¿Por qué reformar el cuarto de baño?

El cuarto de baño es una de las zonas que mayor deterioro sufre a causa del paso del tiempo, de modo que, bajo nuestra condición de expertos en reformas integrales de viviendas, baños y cocinas, aconsejamos realizar tal trabajo. Como hemos considerado, el cambio básico consiste en retirar la bañera e instalar a continuación un plato de ducha que cubra todo el espacio que esta ocupaba, con la salvedad de que el hueco resultante de la pared será recubierto con azulejos de diferentes formatos, texturas y colores, por lo que su baño también ganará estéticamente hablando.

1.2. ¿Qué material elegir para el plato de ducha?

Optar por un plato de ducha con polvo mineral y resina acrílica quizá sea la mejor alternativa para aquellos que desean que este sea lo más plano posible; además, están disponibles en alturas de apenas tres centímetros, algo que, en ocasiones, posibilita su instalación a ras del suelo. Asimismo, todos los modelos fabricados con este componente suelen poseer una textura rugosa e incluyen innovaciones de última generación con acabados antideslizantes.

1.3. ¿Qué tipo de mampara elegir para la nueva instalación de la ducha?

Tras haber elegido el plato de ducha y el revestimiento perimetral, toca escoger la mampara. Los modelos fijos, al contar con la ventaja de quedar bien todo tipo de espacios y, por ende, ser más prácticos y estéticos, se han puesto de moda en los últimos años. En este sentido, el cliente puede optar o bien por un vidrio translúcido o por otro que deje ver lo que hay al otro lado. No obstante, si el cuarto de baño es pequeño y la ducha reducida, quizá las mamparas fijas no sean la mejor alternativa; es decir, en este caso lo más aconsejable es instalar una mampara de hojas correderas que evite la salida del agua y, a su vez, brinde el espacio suficiente para entrar o abandonar la ducha cómodamente.

1.4. ¿Por qué contratar profesionales para cambiar una bañera por un plato de ducha?

Esta reforma, por fácil que parezca, puede acarrear problemas mayores, puesto que cualquier conexión errónea con el sistema de desagüe provocará que cada vez que se haga uso de la ducha, se den filtraciones de agua con la consiguiente problemática de humedad. Igualmente importante resulta el hecho de que el sellado perimetral del plato esté correctamente realizado; es más, hay ocasiones en las que, para aprovechar el máximo espacio, podría ser conveniente modificar la ubicación de las tomas de agua, lo cual implica sustituir el desagüe, algo para lo que, desde luego, se requiere una serie de conocimientos específicos.

Con todo, si estás pensando en cambiar la bañera por un plato de ducha o cualquier otro tipo de reforma que afecte a tu baño, estamos a tu entera disposición, lo que significa que nos comprometemos a asesorarte en todo lo que creas necesario para resolver las posibles dudas que puedan surgir y encontrar la mejor solución para tu vivienda.

¿Comenzamos con la reforma de tu nueva zona de ducha?

¡Comparte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS
ARCHIVOS

ENTRADAS RECIENTES